Archive for abril, 2011

abril 27th, 2011

1 Millón de Cartas por 1 Millón de Vidas

Como DirCom del Departamento de Educación del gobierno catalán, tuve la ocasión de crear, diseñar y dirigir, en noviembre de 1996, una campaña de lobbismo de movilización de bases (grassroots lobbying), que buscaba estimular a 1 millón de escolares de Cataluña a enviar cartas a la ONU para poner fin al genocidio en el Zaire, que en ese momento llevaba ya 1 millón de muertos entre hutus y tutsis.

Se trataba de presionar al Secretario General de Naciones Unidas para que pusiera fin al silencio al que nos tiene acostumbrados y enviara a los Cascos Azules al Zaire para defender a los miles de desprotegidos de esa salvaje violencia.

Para ello, se repartió 1 millón de cartas en blanco (como la que se muestra) y miles de carteles informativos de la acción entre los 4.000 centros educativos de primaria y secundaria. Se invitaba a los escolares a que escribieran, de su puño y letra, lo que sentían en ese momento y que aportaran sus ideas por la paz. Todos los centros escolares que se adhirieron a la campaña aprovecharon la ocasión para hablar sobre la no-violencia y la realidad del momento. Al mismo tiempo, los docentes dieron las instrucciones para que los niños y jóvenes enviaran el escrito lo más pronto posible a su destino.

El éxito de la campaña fue indudable, ya que llegaron 325.000 cartas al edificio central de Naciones Unidas en Nueva York, todas ellas con el mismo titular, con el mismo objetivo y la misma idea, desde un pequeño país como Cataluña, que en esas Navidades parecía obsesionado en obligarla a tomar una decisión. Los Cascos Azules finalmente intervinieron en Zaire, tarde, pero acudieron a la salvaguarda de miles de personas. Y con muy poco respaldo internacional, como siempre.

Como queda demostrado, las campañas de lobbismo no siempre son a favor o en contra de leyes del aborto, el tabaco, las telecomunicaciones o la vida marina. También pueden -y deben- utilizarse para concienciar a los ciudadanos sobre temas de urgencia social. Las campañas de movilización de bases activan un mecanismo de respuesta que permite a las personas actuar, decir lo que sienten, dar un consejo o un toque de atención. Y aunque los medios de comunicación no estén por la labor, los ciudadanos van tomando conciencia de su poder. ¿Cómo se desarrollaría esta campaña en la actualidad, con Twitter y Facebook en plena acción? Pues no estoy seguro que los resultados fueran muy distintos. Actualmente vivimos inmersos en decenas de guerras y causas injustas, y las nuevas tecnologías hacen lo que pueden. No pueden multiplicar los efectos de movilización. Porque, detrás del ordenador o el teléfono móvil está la misma persona de antaño, cuya sensibilidad está por ver.

Ahora mismo se me ocurren un buen número de causas que deberían movilizarnos. Unos, debemos promoverlas. Otros, debemos apoyarlas. En definitiva, debemos actuar. Aconsejo una visita a http://actuable.es para coger ideas. O incluso, para empezar a actuar.

Otro día seguimos.

abril 23rd, 2011

Prioridades en Internet

Hay mucha información interesante en Internet. Webs destacadas, buenos blogs. Y los contenidos son de calidad, ni mejores ni peores que los que aparecen en los libros o la prensa. Quizás son menos reflexivos y metodológicos pero más directos, frescos y espontáneos. Porque el concepto de calidad (de contenidos) está cambiando. La calidad se va a medir, sobre todo, por la fuente (quién lo dice) y no tanto por quienes lo promueven (un grupo editorial, una Universidad, un gobierno…)  Pensadores, investigadores, consultores, artistas, estudiantes, ciudadanos están “regalando” su esfuerzo intelectual a todos los internautas, promoviendo los valores del proselitismo, el compartir, la participación. Sin duda, la realidad informativa-comunicativa mundial está cambiando. Ahí va una radiografía de cómo veo yo la transición actual.

Si seguimos así, cada uno tendrá uno o varios espacios comunicativos sociales… 4.000 millones de plataformas en el año 2020!!  Me preocupa que focalicemos la cuestión en podernos expresar, escribiendo y cediendo imágenes y videos. Pero, ¿quién va a leer toda esa información cuando los niveles de saturación sean demasiados altos?. El invento no puede morir de éxito. También debemos “leer” en la red. ¿A quién? ¿Cuánto? ¿Cuándo?. Tenemos que REINVENTAR los mecanismos de transferencia de información entre sujetos. A pesar de las bondades de Internet, su desorganización-organizada no cumple con muchas funciones socializadoras, educativas y divulgativas. Si bien es cierto que los contenidos de la red son, mayoritariamente, cercanos a la realidad de las personas y nacen sin censura, también son poco universales, temporales (no sobreviven más allá de 5 años) y no protegen a las 5.000 lenguas del planeta (queremos que nos entiendan un gran número de lectores y acabamos escribiendo en media docena de lenguas mayoritarias, sobre todo en inglés). Así pues, a alguien le tenemos que dar el título de “coordinador” para que ponga un poco de orden: ¿a la Universidad?, ¿al gobierno?, ¿a un nuevo organismo aún por crear dentro de la propia red de Internet?. Sea quien sea, debería centrar sus esfuerzos en marcar prioridades para que Internet sea productivo.

Por ejemplo, yo priorizaría 3 áreas clave (3 C’s), con nuevos criterios de liderazgo y empowerment:

- Ciencia: divulgación, diagnosis y diálogo con el paciente.

- Ciudadanía: activación de la democracia participativa, ya!, antes de que a alguien se le ocurra desmontar el invento.

- Cultura: divulgación y promoción de valores para la igualdad.

Muchas otras áreas podrían actuar en subcanales participativos, no menos importantes pero sí cediendo protagonismo a los grandes objetivos de las 3 C’s. Es un sacrificio necesario.

Bueno, mientras no nos pongamos de acuerdo en cómo realizar la transición, hoy compraré un buen libro que me inspire nuevas palabras. Feliz Sant Jordi!

abril 19th, 2011

El nuevo crecimiento no crea ocupación

Sentencia que se va repitiendo desde hace meses. Y la confirman las altas instancias monetarias mundiales: “el nuevo crecimiento no crea ocupación”. Y el ministro de trabajo español ya no descarta llegar a los 5 millones de parados en 2011. Esta situación no tiene nada que ver con el color político del gobierno. Tiene que ver con el cambio de paradigma que han provocado las Nuevas Tecnologías. Y aunque era esperado y anunciado, parece que ha cogido a muchos ciudadanos desprevenidos. Algunos países en vías de desarrollo se salvan, por ahora. Pero también les llegará.

¿Qué hacemos, pues? ¿Esperamos a que cambie la tendencia? ¿Volverán los viejos tiempos de grandes plantillas, en grandes fábricas, en los que un empresario apostaba por crear empleo para otros?. Yo creo que esos tiempos ya no abundarán, como mínimo a medio y largo plazo (más allá de 2050, nadie se atreve a hacer predicciones). Por ello, no debemos esperar a que alguien nos solucione la nómina mensual. Cada uno de nosotros debe convertirse en empresario, pequeño o grande, desde el mercado o la función pública. Y los que menos deben dudar son los jóvenes de 20 a 35 años. Cuanto más tiempo pierdan en tratar de cambiar las cosas desde la barrera, peor lo van a pasar en su futuro inmediato.

Hasta hace algún tiempo, el “emprendedor” era aquel sujeto que nacía predestinado a cambiar las cosas, un luchador. Siempre se ha creído que, como no era cuestión de formación sino de genes, eran un bien escaso. Pues bien, esto tiene que cambiar. El espíritu emprendedor, en mayor o menor grado, lo tenemos todos, se ha comprobado en distintos períodos de la historia (siempre en tiempos críticos, inseguros y poco agradables). Y podemos darle forma, conocimientos y disciplina. No hay excusas. Por ello, deberíamos cambiar nuestra forma de actuar respecto al trabajo y no esperar a sentirnos obligados.

Una pincelada de como veo yo el nuevo paradigma del trabajo en la sociedad occidental:

1- Trabajo en red, relacionándose con muchos otros emprendedores. Deberemos plantear las iniciativas como interdependientes de otras.

2- Poner mucha imaginación en cómo crear nuevas necesidades, no superfluas, todas ellas bajo un consumo responsable. Este ejercicio de imaginación yo lo haría pensando en lo que a uno mismo le gustaría recibir (servicio) o tener (producto).

3- Y mientras la sangre emprendedora no nos llegue, luchar por conseguir un puesto de trabajo, el que sea, pero con la vista puesta en aprender, aprender, aprender para que algún día nos sintamos con fuerza para crear un negocio o una iniciativa social con otros emprendedores que aporte riqueza.

¿Que el nuevo crecimiento no crea ocupación? ESO ESTÁ POR VER!!!  Aconsejo una visita al blog http://spain.ashoka.org/, aunque sólo sea para coger pilas. Otro día seguimos.

abril 17th, 2011

Ejercitar la creatividad

Un excelente trabajo periodístico de Margarita Puig en La Vanguardia  (16.04.11) incorpora el pensamiento de algunos creadores sobre el origen de las ideas.

Resalto algunos conceptos que me han interesado:

(*)   “El aburrimiento es el mejor amigo de las ideas. Es conveniente disponer de un tiempo para no hacer prácticamente nada…si tienes la taza demasiado llena no puede entrar nada nuevo…” (Agustí Villaronga, cineasta)

(*)   “Las situaciones en las que pueden llegar las ideas son infinitas, por ello siempre llevo papel donde las anoto, para no perderlas” (Custo Dalmau, diseñador de moda)

(*)    “La inspiración necesita entrenamiento, como los músculos, que se fortalecen con el ejercicio. Pero no confío en la musa de la inspiración…por eso he aprendido a compensar sus ausencias con disciplina…” (Isabel Allende, escritora)

(*)    “…las ideas brillantes, las que verdaderamente se adentran en algo nuevo, surgen irremediablemente en soledad” (Cristina Iglesias, escritora y grabadora)

(*)   “…en los asientos de los aviones es donde resuelvo más problemas, concibo más ideas y, en definitiva, soy más creativo” (Josep Maria Gatell, investigador)

Después de haber compuesto canciones, piezas sinfónicas y bandas sonoras cinematográficas a lo largo de mi vida -además de algunos libros y artículos- concebidas en la más absoluta soledad y arduo trabajo (nunca conocí a la tal señora Musa), estoy en una fase distinta, necesitada del entorno, de las personas, de los equipos. Me sirven al caso las posturas de dos grandes creadores:

(*)  “…las ideas surgen en la relación con los demás, son ellos los que dicen las cosas que acaban siendo la pieza que te faltaba para completar el puzzle. O al contrario, ellos te escuchan y descubren en lo que dices la solución al enigma que tú no habías sido capaz de vislumbrar…” (Toni Segarra, publicitario)

(*)   “Las mejores ideas son fruto de la discusión, del cruce de hipótesis” (Jean Nouvel, arquitecto)

No son modelos incompatibles, todo lo contrario, representan las dos caras de la creatividad. Situaciones y momentos nos obligan a seleccionar uno u otro modelo. Ruego a las altas instancias cósmicas que no me priven de la creatividad. Seguiré ejercitando mis músculos hasta la muerte.

Etiquetas: ,
abril 16th, 2011

UNICEF y el FUTBOL CLUB BARCELONA

El expresidente del F.C. Barcelona, Joan Laporta, firmó un Acuerdo de Colaboración con UNICEF, en setiembre de 2006, a través del cual el club deportivo se comprometía a donar al Fondo de Naciones Unidas para la Infancia un mínimo de 1,5 M€ anuales durante 5 años para financiar distintos programas de protección a la infancia y a la juventud. El club catalán se comprometió, además, a incluir el logotipo de UNICEF en la camiseta del equipo de fútbol.

Algunas reflexiones:

1) Los Acuerdos de Colaboración y Mecenazgo son una actitud encomiable y admirable que muchas empresas e instituciones deberían compartir con el objetivo de reducir las desigualdades en el mundo. Si muchos lo hicieran, otro gallo cantaría. En nuestros tiempos, tan sólo el 2% de empresas y el 1% de millonarios hacen estas cosas. El 99% restante sólo piensa en su cuenta de resultados.

2) A punto de finalizar el 5º año de colaboración, cabe decir que el Barça ha cumplido puntualmente con la entrega pactada de 1,5 millones de euros anuales. Sin duda, ha conseguido aumentar los fondos de una organización como UNICEF, una de las pocas instituciones con cierta credibilidad universal. Y el Barça ha conseguido, también, aumentar su valor como marca, por un módico precio de 7,5 millones de euros. Absolutamente desequilibrado.

3) Comunicar las acciones de Responsabilidad Social de la Empresa (RSE) no es sólo un derecho sino una obligación. Pero debemos ser prudentes. Utilizar el lugar reservado a los patrocinadores (Adidas, Siemens, Opel, Vodafone, 02, Regal, bwin, Fly Emirates, Puma, Coca-Cola, etc. ) a la altura del pecho, el de mayor visibilidad gráfica y audiovisual, es excesivo y produce confusión entre el público –quién paga y quién cobra–. Existen técnicas más adecuadas para comunicar la RSE como su descripción en la Memoria Anual u otras publicaciones y espacios propios; explicarla verbalmente en reuniones o incorporarla en el discurso de la empresa; o incluso dejar constancia ante la prensa si pretendemos hacer una comunicación pública.

4) Comunicar la RSE a través del marketing es peligroso, porque la RSE no es marketing sino Relaciones Públicas, una disciplina que se mueve con mayor sensibilidad entre los públicos. Últimamente el marketing se ha sentido cómodo con el storytelling de esos partidos contra el hambre en los que se enfrentan jugadores mediáticos y que, tras el partido y la foto de rigor, vemos a los mediáticos jugadores de vuelta a casa (mansión) en su flamante Ferrari. Desde la óptica de las Relaciones Públicas vamos notando la pérdida de credibilidad de esos eventos y el desinterés creciente entre los públicos. Todo esto se está acabando. Ya nada será como antes.

5) En su momento, UNICEF y el FC Barcelona sugirieron que otras organizaciones seguirían con esa nueva comunicación de solidaridad-patrocinada. Pero no ha sido así. Ningún club lo ha hecho. Más aún, a partir de setiembre de 2011, el FC Barcelona relegará el logo de UNICEF a la parte trasera de su camiseta debajo del nombre de cada jugador. Y el nuevo patrocinador del Barça, la Fundación Qatar –que pagará 170 millones en los próximos 5 años (si la crisis no lo impide)– ocupará el lugar adecuado en la parte delantera de la camiseta. El desaguisado se arregla sólo en parte porque la nueva formula busca el equilibrio publicitario entre marcas, cuando UNICEF no es una marca para lucir.

6) El FC Barcelona está creando una nueva camiseta –la anterior ya ha dado pingües beneficios–, que por la parte trasera dice “PUYOL 5 UNICEF”, “XAVI 6 UNICEF”, “MESSI 10 UNICEF”, y 22 más. Los cálculos de merchandising de hace 5 años se mantienen:  un club con 176.000 socios, 60 millones de aficionados y un valor de marca incalculable que llega a 3.000 millones de personas en el mundo, no quiere desaprovechar su popularidad para crear conciencia sobre la infancia y la injusticia, pero al mismo tiempo potenciar su valor de marca.

7) Si yo fuera responsable de UNICEF, en la próxima renovación del Acuerdo de Colaboración (2011-16) le pediría al Barça un 50% de sus beneficios y otro 50% de la venta de camisetas. Y el Barça me los daría. Si no fuera así, el club estaría dejando pasar una gran oportunidad. Su gran oportunidad. La oportunidad de mantenerse como el club más solidario y más humanitario del mundo. En definitiva, como el mejor club de fútbol del mundo.

abril 15th, 2011

ONU: 192 países. ¿Por qué no 500?

P.J. Crowley, exportavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos afirmaba, hace tan sólo unas semanas, que la Organización de Naciones Unidas sería ingobernable con más países de los que ahora la forman. Seguramente, tiene toda la razón.

Aunque yo creo que el número de miembros no es el problema. ¿Por qué no 500, o 1.000? Las nuevas tecnologías y la buena voluntad permitirían gestionar cualquier organismo. Quizás el problema está en el tipo de miembro, el país-nación, un miembro que no le gusta que le evalúen y que, en cambio, impone criterios dentro de sus propias fronteras que disminuyen las libertades individuales.

No confío en un cambio de actitud de los países-nación. No saben cómo hacerlo. Confío en la buena voluntad de nuevos organismos que aglutinen pueblos y regiones y que, a través del derecho a la autodeterminación, les permitan organizarse libremente. Es decir, organismos que velen por las libertades. Y rompiendo las rutinas de la historia, ésta vez conseguirlo sin violencia ni guerras.

Ojalá Europa funcione. Desde luego, a través de los Estados está siendo un total fracaso.

abril 13th, 2011

Formación Profesional (FP): O nos ponemos las pilas o perdemos el tren

Los datos confirman que, en Catalunya, la Formación Profesional no acaba de despegar. Desde hace más de 15 años el Gobierno catalán insiste –a través de campañas anuales de comunicación– en las bondades de la cualificación de la FP, en el acierto de su elección, en las necesidades del país y las demandas constantes de la empresa. Tarea nada fácil.

Mientras que en 1996 la tasa de cualificación de FP en Catalunya era del 15%,   las campañas de 1996-2000 –de las que tuve el honor de participar activamente– sólo la aumentaron en 5 puntos. Y la década 2000-10 no ha conseguido aumentar esa cifra. Según datos actuales del Observatori FP, de la Fundació BCN Formació Professional,  la bolsa de “Formación básica o sin formación” llega en Catalunya al 40-45% y la “Formación media FP y Bachillerato” representa el 20-25%, mientras que la universitaria alcanza el 30-35%.

La radiografía comparativa con Europa es ilustrativa. Debemos rebajar la enorme bolsa de personas sin formación o formación básica obligatoria, invitándolas a participar en un modelo económico y social sostenible y con futuro. Ya nada será como antes. O nos ponemos las pilas o perdemos el tren.

Y la respuesta de los jóvenes catalanes debería ser acorde a la tendencia europea. Hemos de aspirar a cifras aproximadas del 35-40% de profesionales cualificados en la FP que incidan en el mercado laboral catalán. ¿Qué nos lo impide? Busquemos dónde están las reticencias al nuevo modelo y trabajemos para que se produzca el cambio de tendencia.

abril 10th, 2011

¿Sube o baja?

En 1994 tuve el honor de dirigir, junto a Mai Felip, la Fundació BCD Barcelona Centre de Disseny, –actualmente en el sí de la Cámara de Comercio de Barcelona–  asumiendo desde entonces el discurso del diseño industrial en todo lo que veo, toco o pienso.

Recurre a mi, constantemente, una situación cotidiana que tiene diferencias importantes según el país en el que te encuentras. Se trata de la interpretación de los call-elevators, los indicadores que informan sobre la situación del ascensor e indican el sentido (ascendente o descendente) de su trayectoria.

Imaginémonos que estamos en la cuarta planta de un edificio. Y quiero abandonarlo utilizando el ascensor. ¿He de apretar el botón (flecha) ascendente para que me venga a buscar, o el botón (flecha) descendente porque quiero bajar? Pues bien, ambas tienen una explicación plausible, con cierto sentido, lógicas. La primera, “venme a buscar”, está siendo utilizada en muchos países centroamericanos y sudamericanos, así como en algunos de la órbita anglosajona repartidos por el planeta. La segunda, “marco bajar porque quiero bajar”, es mayoritaria a nivel mundial y se utiliza en los países europeos, en Norteamérica y gran parte de Asia y África.

Como el usuario está viendo dónde está el ascensor en el indicador de planta, puede pedirle las dos acciones: “ven a buscarme, sube, que estás abajo”, o simplemente “quiero bajar, me es igual dónde estés”. También podemos encontrar contradicciones en esas órdenes si cambiamos la situación del usuario.

Todo esto parece irrelevante hasta que das unos buenos paseos en sentido contrario en un ascensor de Guatemala o Taiwán. Los diseñadores industriales podían haber consensuado las dos interpretaciones. Pero no lo hicieron. Quizás el tiempo lo hará.