Prioridades en Internet

Hay mucha información interesante en Internet. Webs destacadas, buenos blogs. Y los contenidos son de calidad, ni mejores ni peores que los que aparecen en los libros o la prensa. Quizás son menos reflexivos y metodológicos pero más directos, frescos y espontáneos. Porque el concepto de calidad (de contenidos) está cambiando. La calidad se va a medir, sobre todo, por la fuente (quién lo dice) y no tanto por quienes lo promueven (un grupo editorial, una Universidad, un gobierno…)  Pensadores, investigadores, consultores, artistas, estudiantes, ciudadanos están “regalando” su esfuerzo intelectual a todos los internautas, promoviendo los valores del proselitismo, el compartir, la participación. Sin duda, la realidad informativa-comunicativa mundial está cambiando. Ahí va una radiografía de cómo veo yo la transición actual.

Si seguimos así, cada uno tendrá uno o varios espacios comunicativos sociales… 4.000 millones de plataformas en el año 2020!!  Me preocupa que focalicemos la cuestión en podernos expresar, escribiendo y cediendo imágenes y videos. Pero, ¿quién va a leer toda esa información cuando los niveles de saturación sean demasiados altos?. El invento no puede morir de éxito. También debemos “leer” en la red. ¿A quién? ¿Cuánto? ¿Cuándo?. Tenemos que REINVENTAR los mecanismos de transferencia de información entre sujetos. A pesar de las bondades de Internet, su desorganización-organizada no cumple con muchas funciones socializadoras, educativas y divulgativas. Si bien es cierto que los contenidos de la red son, mayoritariamente, cercanos a la realidad de las personas y nacen sin censura, también son poco universales, temporales (no sobreviven más allá de 5 años) y no protegen a las 5.000 lenguas del planeta (queremos que nos entiendan un gran número de lectores y acabamos escribiendo en media docena de lenguas mayoritarias, sobre todo en inglés). Así pues, a alguien le tenemos que dar el título de “coordinador” para que ponga un poco de orden: ¿a la Universidad?, ¿al gobierno?, ¿a un nuevo organismo aún por crear dentro de la propia red de Internet?. Sea quien sea, debería centrar sus esfuerzos en marcar prioridades para que Internet sea productivo.

Por ejemplo, yo priorizaría 3 áreas clave (3 C’s), con nuevos criterios de liderazgo y empowerment:

- Ciencia: divulgación, diagnosis y diálogo con el paciente.

- Ciudadanía: activación de la democracia participativa, ya!, antes de que a alguien se le ocurra desmontar el invento.

- Cultura: divulgación y promoción de valores para la igualdad.

Muchas otras áreas podrían actuar en subcanales participativos, no menos importantes pero sí cediendo protagonismo a los grandes objetivos de las 3 C’s. Es un sacrificio necesario.

Bueno, mientras no nos pongamos de acuerdo en cómo realizar la transición, hoy compraré un buen libro que me inspire nuevas palabras. Feliz Sant Jordi!

Esta entrada también está disponible en: Catalán


3 Responses to “Prioridades en Internet”

  1. Muy Interesante análisis. Sobre el tema de saturación de acceso, y capacidades para “manejar y asimilar contenidos”, Quizás se podría profundizar tan delicado tema, a la luz del IPv6 y los intentos ya en curso sobre la Web semántica (3.0). Creo la oportunidad de esta llegada de estructuras semánticas para manejo “Colaborativo” de contenidos en la WEB, sera una gran oportunidad para intentar manejar este interesante tema planteado. Desde hace unos dos años, promuevo proyectos alrededor de “educación semántica 2.0″ en algunas universidades e institutos especializados en Venezuela, Colombia y Costa Rica. El tema de lo “inmanejable” de los contenidos en sus diversos formatos ( unido a la fiabilidad, respaldo y respeto de derechos de autoria…), creo hace inevitable este planteamiento de marcar o guiar categorías que recojan contenidos Universales específicos, pero “segmentando y microsegmentando” las audiencias de interesados. Saludos y gracias por este excelente aporte. Samuel A Villegas. @sam1meta

  2. Trackbacks

Deja un comentario

*