Comunicación Científica (1a parte)

Distintas técnicas se utilizan en Relaciones Públicas y Comunicación para convencer y persuadir a los públicos. Unas, a través de los periodistas, “solicitando” su ayuda para expandir el mensaje en los Medios de Comunicación. Otras, a través de la publicidad (en este caso, “pagando” a los Medios). Otras, directamente a través de medios propios: revistas, espacios interactivos en internet, eventos, performances, lobismo. Y en ocasiones, a través del audiovisual, uno de los medios más directos y más eficaces. Producir una película con objetivos NO artísticos y NO comerciales es una práctica completamente lícita (…otra cosa es la “propaganda”) .

Muchas son las causas que se merecen un buen trabajo cinematográfico. Pero la ecología y el medioambiente son causas de extrema urgencia. Cabe destacar la película francesa HOME, dirigida por Yann Arthus-Bertrand (2009) y que ha costado 2 años de rodaje y mucho esfuerzo de planificación y montaje. Cuenta con el apoyo del grupo empresarial francés PPR. Es una magnífica obra audiovisual, con una fantástica música de Armand Amar. En definitiva, todo un Manifiesto al servicio de la causa ecológica. Otras películas como Una Verdad Incómoda (2006) y Tierra (2007) llevan consigo el mismo objetivo persuasivo hacia la humanidad aunque con distintos promotores. Ahora bien, en estos momentos…

…la asignatura pendiente de la Comunicación Científica es

HACER EFICACES LOS MENSAJES DE LA ECOLOGÍA Y EL MEDIOAMBIENTE

porque no lo son…después del visionado… no hay reacción.

Aún así, debemos promover la comunicación de la causa ecológica y medioambiental a través de películas. La culpa de la baja eficacia no es del audiovisual. La culpa es del helado corazón del espectador. Uno de los mensajes clave de la película HOME es que tan sólo nos quedan 10 años para invertir la tendencia del desastre al que estamos abocados. Si antes de 2020 no cambiamos nuestras leyes y comportamientos medioambientales, ya no habrá solución. Los millones de personas que observan atentamente la película quedan captivados por sus mensajes aunque, por múltiples razones, NO ACTÚAN. ¿Por qué?. Ahí les dejo la película. No hay derechos de copia sobre ella. Por eso, la divulgación por internet es libre.

Aconsejo su visionado en pantalla grande, sin prisas y espíritu tranquilo, ya que dura 93 minutos.

Su objetivo es hacer pensar y actuar.   Seguro que te hará pensar… actuar, no sé…

ADELANTE!!

.

Otro día seguimos.

Esta entrada también está disponible en: Catalán


3 Responses to “Comunicación Científica (1a parte)”

  1. Sí que hay derechos de autor sobre ella, además de otros derechos de propiedad intelectual como los del productor de la obra. Lo que no tiene es Copyright, al parecer sus derechos de autor se gestionan bajo una licencia Creative Commons tal y como dice en su Wiki pero desde luego no han hecho la publicidad que merece este aspecto por que cuesta de adivinar que usos se pueden hacer exactamente aunque no creo que puedas hacer usos comerciales lo más seguro.

    No se si está en la misma categoría pero “Inside Job” creo que es de las películas sin objetivos artísticos ni comerciales más buena que he visto en años…

  2. Trackbacks

Deja un comentario

*