Archive for enero, 2012

enero 26th, 2012

La red Foursquare promueve el vouyerismo

Los usuarios de Foursquare están encantados de dejar huella de dónde están en cada momento y transmitirlo a todos los demás, en un ejercicio de vouyerismo del más alto nivel. Nada debería objetarse porque cada uno hace lo que quiere en las redes sociales. Lo que pasa es que esas informaciones de “localización” se cuelan en otras redes (LinkedIn, Twitter, Facebook…) para dar mayor difusión a esa actividad. Parece que Foursquare no tiene viabilidad por si misma.

  • I’m at Universitat de Barcelona -Gran Via de les Corts Catalanes, 585, Barcelona-
  • Estoy en el Gimnasio -Castillejos 334, Barcelona-
  • Saliendo del restaurante Can Punyetes -Sardenya 211, Barcelona-
  • Empieza mi jornada en la Agencia  -Velázquez 66, Madrid-

… y algunas se envían cada día a la misma hora !!

Cuantas más “localizaciones” haces (check-ins) más puntos obtienes (es un juego que tiene su gracia…). Lo que empezó siendo una actividad para “prescribir” restaurantes y bares, se está convirtiendo en algo muy distinto.

Sinceramente, a mi no me interesa en absoluto dónde están estas personas en cada momento. Y me entero porque las sigo en Twitter o en LinkedIn, y esa información se ha colado ahí. Los usuarios de Foursquare deberían evitar el intrusismo de canal. A esas personas las sigo porque me interesan sus opiniones. En su momento acepté tener relación virtual con ellas porque son sugerentes y me seduce su forma de pensar. Pero no quiero saber nada de su vida privada. Esos datos (estoy aquí, estoy allá…) ocupan unos centímetros en la pantalla que hacen más pesada la tarea de leer entre tanta información.

Si no “aíslan” Foursquare y continúan con la invasión y el cansino juego de las localizaciones  es muy probable que sea yo el que me desconecte de estas personas. Muy a mi pesar.

enero 24th, 2012

Las grandes empresas de Internet deben pagar todos los impuestos

Está bien que se promuevan campañas de relaciones públicas para informar sobre el gran impacto laboral y económico de Facebook en la Unión Europea o para comunicar que Google ha tenido unos beneficios de 10.584 millones de euros en 2011. Todo ello genera confianza en estas empresas de éxito. Pero es una confianza aparente.

La ciudadanía -sobre todo la ciberciudadanía- tiene derecho a conocer si estas grandes corporaciones de la comunicación cumplen o no con sus obligaciones fiscales: dónde, cuánto, cuándo… Investigadores como Alejandro Suárez siembran dudas sobre Google. Todo parece indicar que este gigante de la red ha aprendido todo lo malo de las empresas y las grandes fortunas y se mueve como una lagartija por distintos paraísos fiscales. Google tiene tanto poder -y aparentemente es tan necesario en nuestras vidas- que no va a ser fácil exigirle transparencia.

Para la opinión pública, el delito más repugnante del futuro será no pagar impuestos. Si la ciudadanía acusa de fraude fiscal a FACEBOOK, APPLE, MICROSOFT, TWITTER, GOOGLE… acabará con ellas. Porque la avaricia rompe el saco. Ganar tanto dinero y no pagar impuestos -dejando que otros carguen con la financiación del Estado del Bienestar- no es de recibo.

Pero tengo una gran confianza en la juventud de sus creadores. Estoy seguro que preferirán liquidar multitud de impuestos y quedarse con el 50% del beneficio que no perderlo todo en 5 años. Lo tienen fácil: sólo tienen que dotar a su comunicación corporativa de una potente Memoria Económica Anual, auditada por expertos independientes y juzgada por los propios usuarios. Evidentemente, expuesta en Internet.

enero 19th, 2012

Soberbia en Twitter

La soberbia se define como la sobrevaloración del Yo respecto de otros por superar, alcanzar o superponerse a un obstáculo, situación o bien en alcanzar un estatus elevado y subvalorizar al contexto. También se puede definir la soberbia como la creencia de que todo lo que uno hace o dice es superior, y que se es capaz de superar todo lo que digan o hagan los demás. También se puede tomar la soberbia en cosas vanas y vacías -vanidad- y en la opinión de uno mismo exaltada a un nivel crítico y desmesurado -prepotencia- (Fuente: Wikipedia).

Cuando un ciudadano consigue atraer a 50.000 followers-seguidores en su Twitter asume una gran responsabilidad. En general, ha conseguido ese liderazgo por sus comentarios atinados, sus opiniones equilibradas, su manera de ver las cosas, su sentido común, su preparación intelectual, su atrevimiento, su valentía. Nadie se lo ha regalado. Aunque también es verdad que entre los cientos de tuits que lanza -quizás en exceso- se encuentran verdaderas “flores” en el jardín de la soberbia.

Ser líder y prescriptor requiere humildad, ante todo. Requiere pensar en las consecuencias que provocan las palabras.

Ejemplos de tuits vanidosos que son innecesarios:

  • De camino a Santiago de Compostela para una conferencia que he de impartir…
  • Salgo entre los 500 más importantes de la revista…
  • Esto yo no lo dije, lo que dije fue esto…

Ejemplos de tuits de prescripción que son tendenciosos:

  • A partir de mañana compraré tal cosa…
  • Hay que votar en contra de …

No deberíamos tratar a los seguidores como tales. No lo son. Son, sencillamente, lectores a los que no debemos manipular. Algunos afirman que la mayor sutileza de la vanidad es conseguir que ésta no se vea.

enero 17th, 2012

El patrocinio publicitario puede promover el cambio social

El low-cost se puede conseguir, fundamentalmente, de 2 maneras: a) reduciendo calidad-cantidad en el producto o servicio; b) permitiendo que la publicidad juegue un papel importante en ese producto o servicio. Habitualmente, se toman las tijeras. En otras ocasiones, se utilizan las 2 estrategias a la vez (caso de Ryanair). Pero, ¿por qué no permitir que la publicidad lidere la estrategia del low-cost sin disminuir la calidad o cantidad?. En concreto, a través del patrocinio publicitario. Sirva el siguiente esquema como punto de partida:

Respecto al patrocinio, cabe decir que el intercambio económico que se produce cuando una empresa cede sus espacios para que otros se anuncien en ellos, lucra a ambos. Lo hacen los pequeños clubes deportivos y el dinero de sus patrocinadores les permite sobrevivir. Los autobuses públicos o el metro también ceden sus espacios a cambio de dinero de distintos anunciantes. Y ese dinero aumenta los ingresos de la cuenta de resultados. Pero los ingresos que genera el patrocinio publicitario no van directamente a bajar costes del producto o servicio. En general, no inciden en el precio.

¿Por qué no convertir la publicidad en algo que incida directamente en los precios y, por ende, en los bolsillos de los ciudadanos?.

Algunos ejemplos:

- El negocio más disruptivo de finales de los años 90 en la prensa. Todos los ingresos generados por la publicidad en el periódico van directamente al precio del mismo hasta convertirlo en gratuito. Una prensa distinta. Y el ciudadano, contento.

- Las bolsas de papel para el pan (baguette), que incorporan publicidad externa de anunciantes (Vodafone, Nocilla…) Los comercios contentos porque se ahorran la compra de bolsas de papel. Pero esa disminución de gasto no la revierten en el precio del pan. ¿A qué esperan? …aunque sea 1 céntimo de euro. El bolsillo del ciudadano tiene que ser prioritario.

- La iniciativa de Promobitllets, explicada en el post anterior, donde dos ingenieros de la UPC buscan anunciantes para reducir el carísimo precio del transporte (bus y metro) de la ciudad de Barcelona. Los ingresos de esos patrocinadores van directamente a reducir el precio de los títulos de transporte. Bien diseñado, se podría… Bien diseñado podemos viajar en transporte urbano gratuitamente si los ingresos de la publicidad inciden directamente en el precio del billete.

- Que haya “REBAJAS” constantes y directas al ciudadano en restaurantes, hoteles, libros, teatros, suministros (luz-agua-gas-teléfono), frutas y verduras, teléfonos y computadoras, ¿por qué no?. ¿Por qué los ingresos de la publicidad sólo han de servir para engrosar los beneficios de la empresa o pagar sueldos? ¿Por qué no utilizamos el patrocinio como una fuente de ingresos que incidan en el precio de las cosas?.

El patrocinio publicitario puede promover el cambio social que exigen los ciudadanos. Puede aportar su grano de arena.

enero 12th, 2012

La Publicidad como referencia de los precios en nuestra sociedad

Hipótesis: el coste de un espacio publicitario en la prensa, la radio o la TV tiene una relación directa con el índice de precios de productos y servicios.

CASO 1- ¿Cuánto puede costar el alquiler de un local en una céntrica calle?, ¿5.000, 18.000, 30.000 euros al mes?. Una de las referencias que toman los directivos que van a alquilar ese céntrico local es, ¿cuánto me costaría un anuncio publicitario de mi empresa en TV, radio, prensa, valla?; ¿3.000, 25.000…?. Con esa referencia, alquilo el local e instalo un buen rótulo para que lo vean 500.000 viandantes al mes. Una solución interesante. De ahí el exagerado volumen de oficinas bancarias en nuestras ciudades. La referencia del precio del alquiler del local vendrá determinada, pues, por su capacidad de generar información publicitaria eficaz y se convierte en la razón de pagar un precio u otro por el local.

CASO 2- ¿Cuánto puede pagar un club deportivo a sus deportistas? Lo que un anunciante esté dispuesto a pagar para que esos deportistas hagan publicidad de su marca en los espacios más destacados del club (camiseta, instalaciones…) La referencia de los precios en el deporte son los costes de la publicidad que se genera.

CASO 3- ¿Alguien se imaginaba hace tan solo unos años que leeríamos la prensa sin pagar por ella? Esa disrupción en el mercado la pagan las empresas que se anuncian publicitariamente. Y cuando éstas fallan (como está pasando en nuestros días) la mal llamada “prensa gratuita” deja de existir. La publicidad, en este caso, es la que hace viable la empresa.

CASO 4- Voy a iniciar un proyecto. Necesito 10.000 € de diferentes inversores a los cuales les cedo, como socios preferentes, el 80% del capital del proyecto. Pero, también puedo plantearlo de otra manera, buscando patrocinadores (empresas que quieran anunciarse en mi proyecto) que paguen los costes (10.000€). El ejemplo de Promobilletes es destacable. Los dos ingenieros de la UPC, líderes de la iniciativa, compran los títulos de transporte al precio normal y, posteriormente, los envían por correo postal a un precio mucho más reducido a la dirección que el comprador indica. El título no se modifica. Lo único que hacen es adjuntar dentro de la carta un mensaje publicitario de un anunciante, que va a parte. La publicidad pasa a ser, en este caso, la referencia para hacer viable el proyecto. Es tan innovador que la Autoritat Metropolitana del Transport va a hacer todo lo posible para acabar con él.

Muchos otros casos podrían iluminar la hipótesis planteada. Sin duda, hoy en día la publicidad tiene un peso demasiado relevante en la toma de decisiones de empresas y ciudadanos. Y quizás no debería ser así.

enero 8th, 2012

Alternativa a la subida de impuestos: hacer cumplir la legalidad vigente

Premisa: no hay libertad sin ley.

.

* El mismo rigor que exigimos al transporte aéreo, marítimo o ferroviario, extendámoslo al transporte privado por carretera. Millones de motoristas y automovilistas incumplen cada día distintas normativas. ¿Por qué no invertir en recursos tecnológicos y humanos (hardware, software, personal técnico, personal de autoridad y reforma procesal) para denunciar y recaudar -por vía directa- “todas” las infracciones realizadas?. El aumento de la seguridad vial puede ir acompañado de unos ingresos multimillonarios para las arcas públicas.

* La misma calidad ambiental que exigimos a nuestro hogar, a la empresa, al restaurante o al hospital, extendámoslo al espacio público. Miles de ciudadanos consideran las calles y el mobiliario urbano como elementos que pueden romper, orinar, pintar, incumpliendo la normativa municipal hecha entre todos. ¿Por qué no invertir en recursos tecnológicos y humanos para denunciar y recaudar -por vía directa- “todas” las infracciones realizadas?. Puede suponer unos ingresos millonarios.

* El mismo rigor que exigimos a padres, maestros y profesores con la educación de los niños, extendámoslo al resto de públicos que se relacionan con ellos. Miles de restaurantes y tiendas se pasan por el forro la prohibición de vender alcohol y tabaco a menores. ¿Por qué no invertir en recursos tecnológicos y humanos para denunciar y recaudar…

* Hacer fuego en la montaña; verter tóxicos al río; abandonar animales; vender datos personales sin autorización; hacer facturas falsas; no cubrir la seguridad del trabajador; no permitir la competencia; manipular precios; hacer spam; no contratar el mínimo legal establecido (2%) de trabajadores con riesgo de exclusión; vender productos bancarios de alta volatilidad a ciudadanos sin cultura financiera; contaminar acústicamente; hacer publicidad engañosa… La lista es inacabable. Demasiadas leyes no ejecutan sus procesos de denuncia.

Debemos fomentar la cultura de la legalidad. No existe un afán recaudatorio en estos argumentos de alternancia. No es autoritarismo ni responde a una actitud retrógrada. Es justicia social. ¿O preferimos que paguen “todos” los ciudadanos 1 euro suplementario por cada medicamento en la farmacia (Catalunya 2012)?; ¿O que “todos” los ciudadanos paguen más impuestos de los asumibles?. Antes de estrangular el Estado del Bienestar, que pague el ciudadano que desafía la ley.

enero 4th, 2012

Imprimir papel-moneda a placer NO es la solución

La experiencia de los países occidentales durante el s.XX debe sernos útil. Que un “Banco Central” imprima o emita moneda a placer y, a continuación, compre su propia deuda pública para mantener rentabilidades del 2% o 3% no es ninguna solución. Estados Unidos y Gran Bretaña lo vienen haciendo con sus monedas desde hace tiempo y están creando una burbuja de dimensiones galácticas. Creer que se pueden mantener deudas públicas ilimitadas pulsando el botón de la máquina de hacer billetes es una locura. Alemania lo sabe por experiencia cuando en noviembre de 1922 sufrió una hiperinflación que obligaba a la gente a pagar 3 Millones de marcos por una barra de pan. Se creó tanto papel-moneda y valía tan poco que la gente lo quemaba para protegerse del frío.

El sueño hiperinflacionista norteamericano de la felicidad universal en el que todo se puede pagar con la propia deuda pública es, además, socialmente injusto porque no cuenta con las generaciones futuras.

Ojalá el Banco Central Europeo (BCE) no entre nunca en la espiral de imprimir papel-moneda a placer. NO es la solución. 

El camino que plantea Alemania en la actual crisis europea es muy duro. Pero a nadie se le ha ocurrido uno más eficiente a largo plazo.

Debemos asumir, de forma definitiva, que nuestro progreso está ligado a la disminución de la deuda, aunque sea atravesando un largo y oscuro túnel los próximos 25 años.

enero 3rd, 2012

Los Bancos no deben dirigir la salida de la crisis

Los Bancos no deben dirigir la salida de la crisis.

Deben ser los ciudadanos a través de sus políticos.

Hace más de 200 años, Thomas Jefferson, el tercer presidente de los Estados Unidos, anunciaba el peligro de abandonar la política en manos de las instituciones bancarias.