Soberbia en Twitter

La soberbia se define como la sobrevaloración del Yo respecto de otros por superar, alcanzar o superponerse a un obstáculo, situación o bien en alcanzar un estatus elevado y subvalorizar al contexto. También se puede definir la soberbia como la creencia de que todo lo que uno hace o dice es superior, y que se es capaz de superar todo lo que digan o hagan los demás. También se puede tomar la soberbia en cosas vanas y vacías -vanidad- y en la opinión de uno mismo exaltada a un nivel crítico y desmesurado -prepotencia- (Fuente: Wikipedia).

Cuando un ciudadano consigue atraer a 50.000 followers-seguidores en su Twitter asume una gran responsabilidad. En general, ha conseguido ese liderazgo por sus comentarios atinados, sus opiniones equilibradas, su manera de ver las cosas, su sentido común, su preparación intelectual, su atrevimiento, su valentía. Nadie se lo ha regalado. Aunque también es verdad que entre los cientos de tuits que lanza -quizás en exceso- se encuentran verdaderas “flores” en el jardín de la soberbia.

Ser líder y prescriptor requiere humildad, ante todo. Requiere pensar en las consecuencias que provocan las palabras.

Ejemplos de tuits vanidosos que son innecesarios:

  • De camino a Santiago de Compostela para una conferencia que he de impartir…
  • Salgo entre los 500 más importantes de la revista…
  • Esto yo no lo dije, lo que dije fue esto…

Ejemplos de tuits de prescripción que son tendenciosos:

  • A partir de mañana compraré tal cosa…
  • Hay que votar en contra de …

No deberíamos tratar a los seguidores como tales. No lo son. Son, sencillamente, lectores a los que no debemos manipular. Algunos afirman que la mayor sutileza de la vanidad es conseguir que ésta no se vea.

Esta entrada también está disponible en: Catalán


Deja un comentario

*