Cuando la publicidad es inoportuna

Nada es gratis. Siempre paga alguien. En la mayoría de veces, uno mismo, comprando más de la cuenta. Así pues, ¿por qué el marketing utiliza el concepto de “gratis” si no es cierto?: …le regalamos un terminal telefónico; un paquete extra de galletas; si compra 1 le regalamos 2… El único objetivo es aumentar el consumo.

Pero hay zonas peligrosas en las que este lenguaje es peligroso. Es el caso de la cultura y el arte. Todo el mundo reconoce que los artistas tienen derecho a cobrar por sus obras artísticas. Pero existe división respecto a quién debe pagar la fiesta: ¿el usuario?; ¿el Estado?; ¿un gran donante?; ¿el patrocinio publicitario de una marca?. Todo son dudas, posiciones divergentes, opiniones distintas.

El otro día me encontré un mensaje publicitario en un OPI que rezaba lo siguiente: “La música suena mejor cuando es gratis“.

- frase desafortunada
- eslógan falso
- y si busca crear tendencia, aún peor, porque no existe ningún consenso al respecto.

La creación musical no puede ser gratis. Y si el usuario no paga por ella, debe ser consciente que la está pagando con sus impuestos o la está pagando una marca comercial con fines publicitarios. Así pues, la música no suena mejor cuando es gratis, porque no es gratis. Diría más, las cosas gratis tienen menos valor y por ello, suenan peor.

Esta entrada también está disponible en: Catalán


Deja un comentario

*