Cuando el periodismo es inoportuno

Portada del diario barcelonés El Periódico de 21 de julio de 2012. Los términos utilizados no sólo cuentan con la carga ideológica habitual de un periódico de la oposición sino que son claramente inoportunos. El titular reza “Valencia cae, España tiembla” dando cobertura a una enorme foto de decenas de personas con fusiles en la mano. Un pequeñísimo subtítulo bajo dicha foto aclara que se trata de la guerrilla opositora al gobierno sirio.

Es absolutamente innecesario manipular el subconsciente de los lectores. Una Comunidad Autónoma como Valencia ha solicitado una ayuda y una garantía de financiación al gobierno central en la brutal crisis que estamos viviendo. Nada más. Nadie tiembla por ello. Y menos los ciudadanos sirios que bastantes problemas tienen con la falta de libertad de su país.

Editores y periodistas: no todo vale. Deben velar por la integridad del discurso político. Y aún más cuando la situación actual está tan distorsionada.

La prensa puede -y debe- animar a la ciudadanía a salir a la calle a pedir justícia, porque debe promover el cambio social. Pero nunca debe hacerlo a través de la violencia subliminal de las portadas y las expresiones bélicas inadecuadas.

 

 

Esta entrada también está disponible en: Catalán


Deja un comentario

*