¿Firmarías por dejar un mundo mejor?

Desde hace unos meses, Daryl Upsall, un buen conocedor del fundraising en España, ha lanzado una campaña informativa sobre herencias y legados. Propone a los ciudadanos que hagan testamento y que, sin afectar a los herederos legítimos, se animen a dejar una parte de sus bienes a entidades sociales merecedoras de su confianza.

Sin duda, es una apuesta valiente y generosa que todos podemos hacer en algún momento de nuestra vida. Un compromiso “a futuro“: que una entidad social herede algo de mi para que pueda cambiar el mundo cuando yo ya no esté. Ese compromiso, ese legado (siempre revocable) le sirve a la entidad social como un aval frente a terceros. Y un número importante de legados reafirma su solvencia como organización.

Mientras que en el mundo anglosajón los “donativos planificados” es una práctica habitual iniciada hace más de 40 años, no sucede lo mismo en países mediterráneos donde la linea sucesoria (hijos a padres) es vigilante, desconfiada y pone trabas a la libertad del testar. ¿Cambiará la tendencia?

Esta es una de tantas oportunidades para programar nuestra generosidad, el legado solidario, una iniciativa que cuenta por ahora con la posibilidad de legar a: Acción contra el Hambre, Alboan, Aldeas Infantiles SOS, Amigos de los Mayores, Amnistía Internacional, Ayuda en Acción, Cáritas Española, ACNUR Comité Español, CRIS contra el cáncer, Entreculturas, Fundació Hospital Universitari Vall d’Hebron-VHIR, Fundación Josep Carreras, Fundación Pasqual Maragall para la Investigación sobre el Alzheimer, HelpAge International, Intermón Oxfam, Médicos del Mundo, MedicusMundi, Médicos Sin Fronteras, Plan España, Solidaridad Internacional, UNICEF, WWF España.

 

Esta entrada también está disponible en: Catalán


Deja un comentario

*