Ética del beneficio

Las diferencias entre individuos existen. No debemos aspirar a construir sociedades que destruyan el individualismo como pretenden los regímenes totalitarios. Aun naciendo en las mismas condiciones, las personas consiguen resultados distintos, porque su capacidad intelectual, su nivel de emprendeduría, su fortaleza psicológica, física y espiritual les hace diferentes.

Pero cuando la desigualdad se hace excesiva -como en la actualidad- hay que tomar medidas bajo la luz de la justicia social, aunque manteniendo el espíritu de competitividad que nos hace fuertes. Por ello, las sociedades deben dotarse de instrumentos de nivelación, que reduzcan las actuales desigualdades.

Hemos de domesticar al capitalismo. Por eso, propongo:

 

Ningún sueldo debería ser superior al Salario Mínimo Interprofesional multiplicado x 20. Si en España el SMI es de 9.000€/año, el sueldo máximo -o suma de sueldos- no debe sobrepasar los 180.000€/año.

 SUELDO

SMIx20

Ningún honorario anual (alto directivo, representante, comisionado, accionista, asesor, abogado, consultor, socio, deportista de élite…) debería ser superior al SMI multiplicado x 100. O la suma de honorarios no debe superar el millón de euros al año.

HONORARIO

SMIx100

Ninguna empresa debería provisionar beneficios superiores al 10%.

 [E] BENEF -10%

Ningún individuo debería acumular un patrimonio superior a 10 millones de euros.

 [I] PATRIM -10M€

El cambio de paradigma será lento y progresivo, quizás dure 100 años. Nuestros hijos y nietos se merecen un mundo más justo.

Esta entrada también está disponible en: Catalán


Deja un comentario

*