No debemos sustituir información por conocimiento

Me preocupa que se lea tan poco. Leer la prensa en diagonal … opiniones en blogs … unos cuantos tweets al día … los apuntes antes de un examen … un informe del trabajo… es conveniente… pero no suficiente. Bien-bien todo eso no es leer. Es cargar el cerebro con información, demasiada información … lo que algunos llaman “infoxicación“. Sufrimos los efectos de la opulencia informativa del siglo XXI.

Me preocupa que no estemos generando (y por ende, leyendo) nuevo conocimiento. Porque la información no implica conocimiento. ¿Qué es nuevo conocimiento? El que ha sufrido una transformación a través de la experimentación personal o científica.

Y en las redes sociales, se genera poco conocimiento. Y el poco que hay, pasa desapercibido entre tanta información. Lo están disfrutando muy pocos. Cuesta mucho encontrar nuevo conocimiento.

Importante: no debemos sustituir información por conocimiento. Cada cosa en su lugar y en su tiempo.

Por ello, te invito a:

1- Dedicarle un tiempo a la lectura de textos que te aporten nuevo conocimiento: ¿qué te parece un día a la semana?.

2- Ser crítico con las fuentes: trata de buscar al creador de conocimiento.

3- Hazlo ya!. No se conocen antídotos para la actual infoxicación.

*

Otro día seguimos.

Esta entrada también está disponible en: Catalán


One Comment to “No debemos sustituir información por conocimiento”

  1. Acabo de estrenar página en fecebook y ya he recomendado varias novelas. Lo reconozco, soy de la era del libro, me encanta como huelen sus páginas, me siento como pez en el agua hojeando un libro, buscando información en ¡una enciclopedia!.Soy feliz entre el silencio de una biblioteca buscando a un autor,buscando un significado…, rodeada de libros, si ,soy feliz, pero mi generación es otra. Hoy todo va demasiado rápido, hay una gran diferencia en como se busca una información, ahora sólo necesitamos un click y eso no representa mucho esfuerzo, y cuando algo se consigue con poco esfuerzo no se le da el valor que le corresponde.No hay noche que no me duerma con un libro entre mis manos, pero se que la generación que me sigue se duerme con el ordenador entre sus piernas…
    Conxita Palencia

Deja un comentario

*