Posts tagged ‘aprendizaje’

marzo 11th, 2013

La era de las pantallas. La educación

¿Las aulas presenciales deben someterse al lenguaje y al ritmo audiovisual?. 

Si se lo preguntamos a los niños y a los jóvenes, la mayoría prefiere una pantalla dinámica antes que al aburrido profesor. El mundo audiovisual les ha acostumbrado a la rapidez, al cambio de plano, al movimiento sorpresivo… Y el docente tiene una misión que no siempre puede realizarse a través del ágil lenguaje audiovisual.

Seamos sinceros. El objetivo del estudiante, hoy día, es que el docente le entretenga (y parece que muchos centros educativos lo secundan). Y si el entretenimiento no es locuaz, visual, rápido, exigente y divertido, es muy posible que el estudiante desconecte y cambie de pantalla, sin marcharse de clase. Es la denominada multitarea, muy habitual en las aulas actuales, donde el estudiante considera que puede hacer varias cosas a la vez: escuchar al docente, escribir apuntes, enviar un mensaje en el Facebook, anotar en la agenda…

Es una verdad científica que “dividir la atención la merma”. Aunque muchos defiendan la multitarea, ésta no es parte de la solución sino el propio problema. Oír la voz del profesor “de fondo”, leer “por encima”, escribir “por acto reflejo” (y todas esas acciones a la vez) devalúan el aprendizaje y lo hacen ineficiente. Tal como afirma Catherine l’Ecuyer en su libro “Educar en el asombro”, el niño sobreestimulado se convierte en un adolescente que lo ha visto y lo ha tenido todo. Considera que las personas que están a su alrededor tienen que comportarse como él quiere, y sus caprichos se convierten en órdenes, y cuando la realidad no se amolda a su deseo, aparece la frustración.

Sin duda, el estudiante actual tiene muchas y grandes cualidades, pero es decepcionante que no luche por cambiar lo que no funciona… que se esfuerce otro!!. Y es decepcionante porque la mayoría de niños y jóvenes actuales son conscientes de esa realidad que los hace ineficientes.

 

 « cont                                                cont »

mayo 1st, 2012

Cuando enseñar es aprender

Recientemente he tenido la oportunidad de conocer a un grupo selecto de estudiantes de la Universidad de Huelva, dentro del programa Alumnos 10C, con los que he compartido un tiempo valioso. Su espíritu y ganas de aprender me han impresionado. Son conscientes del cambio de paradigma social al que nos vemos abocados y quieren ser agentes del cambio.

Son jóvenes que destacan entre sus compañeras y compañeros de la Universidad. Por muchas razones. En especial, por 10C’s: Conocimientos (expediente académico), Comunicación (idiomas), Competencias (TIC y otras), Cultura (estancias en el extranjero), Competitividad (prácticas en empresa), Compromiso (representación estudiantil), Capacidades (formación en habilidades sociales e interpersonales), Calidad (colaboración en la Universidad), Creatividad (teatro, deporte, música) y Colaboración (voluntariado).

El curso, en formato outdoor training, ha sido intenso. A través de distintas sesiones formativas y social-games, hemos discutido sobre habilidades directivas que les serán de gran utilidad en un futuro cercano: dirección de equipos, liderazgo y empowerment, negociación, motivación de personas, gestión de conflictos y la gestión del tiempo. Yo también he aprendido mucho de estos jóvenes.

Qué gusto regalar conocimiento al que lo quiere recibir. No me pasa todos los días.

noviembre 16th, 2011

Aprendizaje “a distancia”

El e-learning es una modalidad de aprendizaje dentro de la Educación a distancia que utiliza herramientas y medios online (Internet, intranets) y offline (CD-ROM, DVD, producciones multimedia) para la formación, capacitación y enseñanza de personas (de todas las edades) que interactúan con sus profesores por medio de la red, en una clara inmersión en el entorno web 2.0 y la simulación virtual. Buenos materiales, buenos profesores y libertad de horarios. Todo ello la convierte en una buena opción para el que quiere trabajar y estudiar simultáneamente al reducir barreras espaciales y temporales. Una de ellas, quizás la más importante, es la conciliación de la vida familiar y laboral. Tiene un futuro prometedor. Quizás mayor que la educación presencial.

Pero algunas cosas deberían cambiar:

  • El éxito reciente está llevando al e-learning a la masificación de usuarios, considerados “más clientes que estudiantes”. Y la educación es un servicio “muy especial” que va más allá del compromiso de comprar. Es un compromiso con uno mismo y necesita de verdaderos “compañeros de viaje”.
  • Cada vez más, los usuarios del e-learning se caracterizan por la exigencia y la urgencia. Buscan una titulación por encima de la formación. A largo plazo, es un mal negocio para todos, para el titulado, para el centro y para la propia sociedad.
  • El e-learning no aprovecha la tecnología para revolucionar los métodos de aprendizaje.  Venera la repetición y el documento. No innova con valentía.

El día en que el e-learning acentúe el intercambio de ideas, de opiniones, de prácticas, de experiencias por encima de la lectura de documentos y la elaboración de trabajos, se producirá un enriquecimiento colectivo tan destacable que mejorará el proceso de aprendizaje y superará a la educación presencial. Sin duda, la enseñanza virtual no sólo está más cerca de la tecnología sino también de los procesos de innovación educativos. Y eso la hace ganadora.

  

noviembre 14th, 2011

Urgen cambios en los métodos de aprendizaje

  1. Desde 1965 se sabe que los niveles de retención de lo que se escucha en una conferencia, en una clase o en una sesión informativa es muy bajo, sólo del 5%. Escuchar sí, pero recordar lo que se ha dicho…
  2. Y recordar lo que se lee también tiene un nivel de retención muy bajo, cercano al 10% del contenido leído.
  3. Hay quien piensa que cuando nos asistimos de un power point o un video de Youtube ya está todo resuelto y toda la audiencia retendrá el mensaje. Pues no. Los niveles están sólo al 20% cuando el método de aprendizaje es audiovisual.
  4. Mejora un poco cuando el método de aprendizaje es el de la demostración (30% de la información). Explicar las cosas demostrando su origen, cómo se hacen, porqué son así e incluso cuáles son las razones del resultado final permite saciar la curiosidad y, por ende, la atención. Pero los oyentes aún son oyentes.
  5. Cuando promovemos la discusión entre los asistentes los niveles de retención del mensaje ya son superiores (50%). Porque se comparte el protagonismo de la información. Todos son ponentes, conferenciantes.
  6. Los niveles de retención son notables (75%) cuando se propone aprender a través del trabajo: experimentar, tocar, equivocarse, acertar.
  7. Y cuando cedemos el protagonismo al estudiante, al trabajador, al oyente y le solicitamos que se prepare la exposición de una información para compartirla con los demás, su nivel de retención es del 90%. Porque ha de asumirla antes de explicársela al grupo. El profesor escuchando y el estudiante haciendo de profesor…

Los resultados de las investigaciones del NTL-National Training Laboratories se conocen desde hace medio siglo. Un reciente trabajo de Jacobs, Hurley & Unite (2008) “How learning Theory Creates a Foundation for SI Leader Training” presenta resultados similares. ¿Qué hacemos, pues, que no hacemos nada?

Mientras tanto, la Educación Primaria y Secundaria va colgando pizarras digitales en las aulas (!). Y la Universidad se entretiene discutiendo sobre el número de estudiantes por grupo y sobre el uso de la Intranet (!). Y la Educación a Distancia, ante tal desorientación, va ganando terreno y cada día cuenta con más estudiantes (aunque los niveles de retención en el e-learning son bajos -”por ahora”- porque sus métodos de aprendizaje se basan, principalmente, en lectura de materiales y elaboración de trabajos escritos).

La misma desorientación se encuentra en las personas y organizaciones que transmiten sus mensajes a través de reuniones (congresos, jornadas, simposiums, reuniones de empresa…) donde los niveles de retención son, en general, muy bajos.

Urgen cambios en los métodos de aprendizaje. 

3 ideas para profesores, conferenciantes, padres, directivos, políticos y educadores:

  • El nuevo rol del maestro es liderar el proceso de aprendizaje, no ser el centro de él.
  • Seamos coherentes con la época actual y cedamos protagonismo al oyente. Aumentará la eficiencia.
  • Reduzcamos drásticamente la comunicación unidireccional, aunque sea vistosa, divertida o audiovisual. Debemos preocuparnos por la comprensión más que por la audiencia.

*

Otro día seguimos.