Posts tagged ‘cambio social’

febrero 15th, 2012

Productividad personal (y III): Leyes de Maxwell

Siempre he creído que “grandes líderes” hay pocos. Pero líderes sociales, líderes culturales, líderes juveniles, líderes matemáticos, líderes … hay muchos. Quizás lo somos, o lo hemos sido o lo seremos. El momento actual precisa de líderes. Cito las leyes que propone Maxwell, incisivas, claras, rotundas, con una pequeña descripción (“Las 21 Leyes irrefutables del liderazgo”, John C. Maxwell, 1998).

  1. LEY DEL TOPE. La capacidad de liderazgo determina el nivel de eficacia de una persona.
  2. LEY DE LA INFLUENCIA. La verdadera medida del liderazgo es la influencia —nada más, nada menos.
  3. LEY DEL PROCESO. El liderazgo se desarrolla diariamente, no en un día.
  4. LEY DE LA NAVEGACION. Cualquiera puede gobernar un barco, pero se necesita que un líder planee la ruta.
  5. LEY DE E. F. HUTTON. Cuando un verdadero líder habla, la gente escucha.
  6. LEY DEL TERRENO FIRME. La confianza es el fundamento del liderazgo.
  7. LEY DEL RESPETO. Por naturaleza, la gente sigue a líderes que son más fuertes que ellos mismos.
  8. LEY DE LA INTUICION. Los líderes evalúan todas las cosas con pasión de liderazgo.
  9. LEY DEL MAGNETISMO. Quien es usted es a quien atrae.
  10. LEY DE LA CONEXION. Los líderes tocan el corazón antes de pedir una mano.
  11. LEY DEL CIRCULO INTIMO. El potencial de un líder es determinado por quienes están más cerca de él.
  12. LEY DEL OTORGAMIENTO DE PODERES. Sólo los líderes seguros otorgan poder a otros.
  13. LEY DE LA REPRODUCCION. Se necesita un líder para levantar otro líder.
  14. LEY DEL APOYO. La gente apoya al líder, luego la visión.
  15. LEY DE LA VICTORIA. Los líderes encuentran la forma de que el equipo gane.
  16. LEY DEL GRAN IMPULSO. El impulso es el mejor amigo de un líder.
  17. LEY DE LAS PRIORIDADES. Los líderes entienden que actividad no es necesariamente realización.
  18. LEY DEL SACRIFICIO. Un líder debe ceder para subir.
  19. LEY DEL MOMENTO OPORTUNO. Cuándo ser un líder es tan importante como qué hacer y dónde ir.
  20. LEY DEL CRECIMIENTO EXPLOSIVO. Para añadir crecimiento, dirija seguidores; para multiplicarse, dirija líderes.
  21. LEY DEL LEGADO. El valor duradero del líder se mide por la sucesión.

*

Si queremos cambiar el mundo (como mínimo, cambiar las cosas que no funcionan) debemos empezar por mejorar nuestra capacidad de liderazgo. Seremos más productivos. Y conseguiremos promover la cohesión social que necesita “el cambio” en nuestro entorno.

Ir a  Productividad personal (I): Ley de Pareto  /  Productividad personal (II): Ley de Parkinson

enero 17th, 2012

El patrocinio publicitario puede promover el cambio social

El low-cost se puede conseguir, fundamentalmente, de 2 maneras: a) reduciendo calidad-cantidad en el producto o servicio; b) permitiendo que la publicidad juegue un papel importante en ese producto o servicio. Habitualmente, se toman las tijeras. En otras ocasiones, se utilizan las 2 estrategias a la vez (caso de Ryanair). Pero, ¿por qué no permitir que la publicidad lidere la estrategia del low-cost sin disminuir la calidad o cantidad?. En concreto, a través del patrocinio publicitario. Sirva el siguiente esquema como punto de partida:

Respecto al patrocinio, cabe decir que el intercambio económico que se produce cuando una empresa cede sus espacios para que otros se anuncien en ellos, lucra a ambos. Lo hacen los pequeños clubes deportivos y el dinero de sus patrocinadores les permite sobrevivir. Los autobuses públicos o el metro también ceden sus espacios a cambio de dinero de distintos anunciantes. Y ese dinero aumenta los ingresos de la cuenta de resultados. Pero los ingresos que genera el patrocinio publicitario no van directamente a bajar costes del producto o servicio. En general, no inciden en el precio.

¿Por qué no convertir la publicidad en algo que incida directamente en los precios y, por ende, en los bolsillos de los ciudadanos?.

Algunos ejemplos:

- El negocio más disruptivo de finales de los años 90 en la prensa. Todos los ingresos generados por la publicidad en el periódico van directamente al precio del mismo hasta convertirlo en gratuito. Una prensa distinta. Y el ciudadano, contento.

- Las bolsas de papel para el pan (baguette), que incorporan publicidad externa de anunciantes (Vodafone, Nocilla…) Los comercios contentos porque se ahorran la compra de bolsas de papel. Pero esa disminución de gasto no la revierten en el precio del pan. ¿A qué esperan? …aunque sea 1 céntimo de euro. El bolsillo del ciudadano tiene que ser prioritario.

- La iniciativa de Promobitllets, explicada en el post anterior, donde dos ingenieros de la UPC buscan anunciantes para reducir el carísimo precio del transporte (bus y metro) de la ciudad de Barcelona. Los ingresos de esos patrocinadores van directamente a reducir el precio de los títulos de transporte. Bien diseñado, se podría… Bien diseñado podemos viajar en transporte urbano gratuitamente si los ingresos de la publicidad inciden directamente en el precio del billete.

- Que haya “REBAJAS” constantes y directas al ciudadano en restaurantes, hoteles, libros, teatros, suministros (luz-agua-gas-teléfono), frutas y verduras, teléfonos y computadoras, ¿por qué no?. ¿Por qué los ingresos de la publicidad sólo han de servir para engrosar los beneficios de la empresa o pagar sueldos? ¿Por qué no utilizamos el patrocinio como una fuente de ingresos que incidan en el precio de las cosas?.

El patrocinio publicitario puede promover el cambio social que exigen los ciudadanos. Puede aportar su grano de arena.

diciembre 21st, 2011

Generación-Y: hay que pasar a la acción

Entre “indignada” y “descolocada”, la denominada Generación-Y  -jóvenes entre 15 y 30 años- afirma que la sociedad le ofrece pocas posibilidades de demostrar su valía y su preparación técnica.

Pero NO lo tienen peor que generaciones anteriores. Oportunidades para destacar y cumplir con tus sueños profesionales siempre han sido escasas. Por ello, “indignarte” cuando lo descubres no es la respuesta más eficiente. Quizás debiera cambiarse la actitud de “indignación” por “generación de ideas”, “generación de actitudes”, en definitiva, acción productiva.

Reconozcamos que hemos creado una sociedad que está más satisfecha consumiendo que generando. Y la mayoría de jóvenes tienen como objetivo ganar dinero para consumirlo en ocio (cultural, deportivo, turístico, gastronómico…) o en bienes finalistas (iPad, automóvil, vivienda…). Pocos piensan en términos de productividad, en generar empleo para otros, en proyectar grandes ideas revolucionarias. Y una generación tan preparada como la actual no puede quedarse permanentemente indignada. Tiene que liderar el cambio. Las generaciones mayores no van a mover un dedo.

Generación-Y: hay que pasar a la acción