Posts tagged ‘economía basada en el conocimiento’

octubre 26th, 2011

Talento (II)

…/..  Talento (I)

El talento “científico” cuenta con una gran reputación en la actualidad, por su seriedad, constancia y alta productividad. Hace avanzar el conocimiento. Pero, ¿dónde está ese talento?. Nace en todas partes pero se mueve, se traslada en busca de más talento, de buenas retribuciones, de calidad de vida. Hoy día existen altas concentraciones de talento. Los Estados Unidos de América han conseguido atraer el talento de todo el planeta. 400.000 científicos y tecnólogos europeos residen permanentemente allí. Aunque Europa también atrae talento científico. India y China impulsan políticas públicas en favor del conocimiento. Hay talento en África pero emigra. Hay talento en Australia, América, Israel, Japón… Se están dibujando claramente las áreas de atracción de talento y las áreas de expulsión de talento. En menos de 50 años quedarán delimitados los nuevos espacios geográficos del conocimiento, que marcarán las nuevas reglas de la economía. Quizás derrocarán las absurdas fronteras de los “estados” que dividen a la humanidad.

Intuyo un cambio de paradigma profundo respecto a la movilidad. Desde siempre, las personas se han trasladado allá donde residían las empresas que les podían ofrecer un puesto de trabajo (actualmente 200 millones de personas trabajan fuera de su país). Recientemente, las empresas se han deslocalizado en busca de mano de obra barata (pero esta práctica tiene fecha de caducidad). En breve, las empresas basadas en el conocimiento buscarán su emplazamiento allí donde encuentren a las personas de talento. Más aún, la creación de empresas será una actividad de emprendeduría basada en el talento.

Es muy posible que el talento científico sea en el futuro la máxima expresión de poder.

Cont. en Talento (III)

octubre 13th, 2011

Relevo generacional: la gran oportunidad de excelencia para la Universidad

En la década 2010-2020, los expertos afirman que las universidades españolas disponen de una oportunidad única para realizar cambios profundos, ya que un tercio de su profesorado alcanzará la edad de jubilación. ¿Por qué no sustituir a estos grandes profesionales por un número importante de investigadores cualificados que hayan disfrutado de largas estancias en el extranjero? Su visión, perspectiva y experiencia pueden ser la única opción de reforzar y construir universidades excelentes. Los expertos apuntan, también, que el relevo generacional debería acompañarse de contratación de personal de los 5 continentes.

Estas ideas no son la consecuencia de la globalización sino el único camino para la transición hacia una economía basada en el conocimiento. El conocimiento está repartido por el mundo. No podemos renunciar a él si no queremos vernos relegados al subdesarrollo económico del siglo XXI.

Sin duda, pues, el relevo generacional es la gran oportunidad de excelencia para la Universidad, sin menoscabo de la labor realizada en los últimos años (para algunas, siglos!). Pero el mensaje deben asumirlo tanto los decisores políticos como los miembros de la comunidad universitaria. La evolución es cosa de todos y entre todos hemos de dar prioridad a la modernización de nuestras universidades. ¿No llega el Decreto-Ley por falta de consenso o valentía? Pues, mejor. Normas internas de cada Universidad pueden avanzarse a la necesidad y construir el nuevo marco legal.

Es muy posible que esta evolución conlleve discriminación negativa para los oriundos del país. En parte, es cierto. Otro paradigma que deberá cambiar. Los profesionales de la Universidad somos “Universales” y nuestro trabajo debe realizarse allí donde seamos más eficientes, aunque sea lejos de casa, allí donde apuesten por nuestro trabajo. Los “Universales” son, sin lugar a dudas, más eficientes. Y algo aún más importante. Son más felices. Y no es una casualidad.