Posts tagged ‘felicidad’

marzo 20th, 2014

20 de marzo. Dia internacional de la Felicidad

En 2012 la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió proclamar el 20 de marzo como el Día Internacional de la Felicidad. La iniciativa partió de Bután, un pequeño reino del sur de Ásia que adoptó el concepto de Índice de Felicidad Nacional Bruta (IFNB) como sustituto del tradicional Producto Interior Bruto (PIB).

dia_internacional_felicidadSin duda, la felicidad debe ser el nuevo paradigma económico para conseguir la igualdad entre los seres humanos. Por ello, sería conveniente que la iniciativa de crear un “Día Internacional” no derive, con el tiempo, hacia fines comerciales. Su celebración no debe consistir en regalar cosas sino en auto-concienciarse de la necesidad del cambio. Más bien, se deberían potenciar acciones educativas por encima de actuaciones folklóricas y festivas.

Por si alguien lo olvidó, recordemos que la búsqueda de la felicidad es algo colectivo y no individual. Conseguir la felicidad global es la única vía para conseguir ser feliz como individuo.

 

febrero 20th, 2014

Luchar por ser feliz

En los primeros años de mi vida las teclas blancas y negras de un piano eran mucho más importantes que las de un ordenador. Pero con el tiempo las teclas alfanuméricas fueron ganando terreno, dirigiendo toda mi creatividad a espacios alejados de la música.

Actualmente soy feliz. Pero necesito la música para hacer feliz a los que me rodean. La necesito para transmitir valores y sensibilidad. Por ello, y para reforzar los objetivos que desde siempre me he propuesto (luchar por el cambio social, por la igualdad entre seres humanos, por la libertad de los pueblos, por mis estudiantes, por la investigación, por ser cada día mejor persona…) les muestro mi nueva máquina de escribir, un mix de teclas y funciones que, según dice el manual de instrucciones, puede expresar todo lo que uno siente.

576229_10151378513423229_1315029926_nManel Palencia-Lefler (2014)

diciembre 26th, 2012

5 sugerencias para manejar la nostalgia

La palabra “nostalgia” deriva del griego “nostos” que significa regreso, y “algos“, dolor. Es como un dolor por no poder regresar a un lugar o a un tiempo feliz. En definitiva, el nostálgico considera que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Algunas personas son nostálgicas por naturaleza, disfrutan mirando el pasado porque les recuerda el largo camino recorrido, sea exitoso o lleno de fracasos. No hay duda que la nostalgia ayuda a valorar lo que uno ha conseguido. Todo un ejercicio de realismo. Otras personas, en cambio, rechazan la nostalgia porque les impide avanzar, crecer, olvidar, madurar… incluso algunos consideran que puede ser nociva para la salud mental.

La nostalgia no es buena ni mala, no seamos dogmáticos. Aunque ya los clásicos coincidían que la nostalgia es una mala compañera en la toma de decisiones, en la apuesta por el cambio, en la política, en el arte de rejuvenecer. Y hoy, podríamos añadir, difícil de congeniar con la innovación. En fin, si queremos que la nostalgia sea una buena compañera debemos controlarla y ponerla en su sitio.

5 sugerencias para manejar la nostalgia

1) No borres ni niegues tus tiempos pasados. Celébralos sin complejos. Con risas y lágrimas. Pero que no te sirva para esconderte del presente.

2) Cuando vislumbres la nostalgia nociva, aquella que deviene de lugares y momentos vergonzosos (el machismo, la manipulación ideológica, la fuerza de las armas, la esclavitud…) recházala.

3) La nostalgia puede ser la clave para proyectar el futuro sin temor a equivocarse. Ejercítala para vencer la incertidumbre.

4) Utiliza la memoria selectiva para obtener de la nostalgia no solo momentos felices sino también recuerdos especiales, experiencias de liderazgo, procesos de aprendizaje, es decir, aquellos momentos vividos de gran valor y que pueden ser de utilidad para la toma de decisiones actuales.

5) Si en el pasado tuviste la valentía de actuar, de decidir, de amar, de donar, de trabajar duramente… y ahora estás en horas bajas, busca entre tus pensamientos nostálgicos la manera de volver a ser aquella persona audaz y decidida.

*