Posts tagged ‘pago de impuestos’

enero 24th, 2012

Las grandes empresas de Internet deben pagar todos los impuestos

Está bien que se promuevan campañas de relaciones públicas para informar sobre el gran impacto laboral y económico de Facebook en la Unión Europea o para comunicar que Google ha tenido unos beneficios de 10.584 millones de euros en 2011. Todo ello genera confianza en estas empresas de éxito. Pero es una confianza aparente.

La ciudadanía -sobre todo la ciberciudadanía- tiene derecho a conocer si estas grandes corporaciones de la comunicación cumplen o no con sus obligaciones fiscales: dónde, cuánto, cuándo… Investigadores como Alejandro Suárez siembran dudas sobre Google. Todo parece indicar que este gigante de la red ha aprendido todo lo malo de las empresas y las grandes fortunas y se mueve como una lagartija por distintos paraísos fiscales. Google tiene tanto poder -y aparentemente es tan necesario en nuestras vidas- que no va a ser fácil exigirle transparencia.

Para la opinión pública, el delito más repugnante del futuro será no pagar impuestos. Si la ciudadanía acusa de fraude fiscal a FACEBOOK, APPLE, MICROSOFT, TWITTER, GOOGLE… acabará con ellas. Porque la avaricia rompe el saco. Ganar tanto dinero y no pagar impuestos -dejando que otros carguen con la financiación del Estado del Bienestar- no es de recibo.

Pero tengo una gran confianza en la juventud de sus creadores. Estoy seguro que preferirán liquidar multitud de impuestos y quedarse con el 50% del beneficio que no perderlo todo en 5 años. Lo tienen fácil: sólo tienen que dotar a su comunicación corporativa de una potente Memoria Económica Anual, auditada por expertos independientes y juzgada por los propios usuarios. Evidentemente, expuesta en Internet.

diciembre 8th, 2011

Los 7 grandes colectivos sociales en España. EMPRESARIOS y AUTÓNOMOS (3)

Empresarios y Autónomos son el motor de nuestra tejido social. Y en especial, las PYMES. Más de 3 millones de españoles están dados de alto en este régimen de profesionales liberales. Desde abogados, dentistas, taxistas o propietarios de una cadena de restaurantes o una empresa farmacéutica. Algunos se autoemplean pero otros dan empleo a cientos de trabajadores. Son creadores de riqueza. La acuciante crisis que vivimos se lo está poniendo difícil para mantener un nivel de empleabilidad suficiente que evite la recesión. Menos mal que la mayoría de mujeres y hombres de este colectivo no se rinden y mantienen el pulso a la crisis. Las políticas públicas hacia estos emprendedores tiene que ser proactiva, facilitando la contratación y la descontratación, sin rasgarse las vestiduras por ensanchar las puertas de salida. Debemos ensanchar la puerta de entrada al empleo. Y al autoempleo.

También, debemos afrontar el gran problema del fraude fiscal. Siempre que se habla de esa lacra social se piensa en las grandes fortunas y se hace la vista gorda al colectivo de autónomos. ¿Alguien cree que los profesionales liberales y autónomos declaran todos los ingresos que reciben? Los expertos hablan de una media de fraude del 60%. No es justo, pues, que las medidas anti-crisis se sigan cebando con los empleados públicos y privados (con la nómina controlada) y eviten el enfrentamiento con el colectivo creador de riqueza de empresarios y autónomos.

La mayoría de autónomos tienen un nivel de vida suficiente y aún así su declaración de la renta sale “a devolver”, con lo que adquieren derechos de ayudas públicas. Algunos ni siquiera se dan de alta en autónomos y sus ingresos no contribuyen al bienestar de la sociedad, aunque participan y lideran las quejas contra el estado de las carreteras, de la sanidad, de la enseñanza pública. Sobre todo, a la hora de criticar al “funcionario”. Gran cinismo.

El cambio comienza en el interior de cada uno. El colectivo liberal y creador de riqueza ha de ser el más honrado con Hacienda. Deben crearse mecanismos de control para que se declare el 100% de la actividad económica. Aunque su eficacia siempre dependerá de la ética personal.

Seguramente, las políticas públicas deben ser más eficientes con los proyectos dinamizadores del emprendedor. Pero ser emprendedor (figura clave de nuestro progreso) no exhime a nadie del pago de sus obligaciones fiscales. La satisfacción de ser un creador de riqueza no está reñida con ser un ciudadano ejemplar.

Ir a  Los 7 grandes colectivos sociales en España