Posts tagged ‘power point’

septiembre 16th, 2011

Innovación docente: descanso temporal de Power Point

Definitivamente, este curso vuelvo a la tiza. Disminuiré drásticamente las presentaciones en power point. Como mínimo, un tiempo prudencial, hasta que me reinvente.

A finales de julio reflexionaba sobre cómo limita el power point la innovación docente. Y en gran medida, es así. Y no es por la calidad de la tecnología sino por el uso que habitualmente hacemos de ella. Creo que delegamos gran parte de nuestra energía y creatividad en un programa demasiado encorsetado. Por ello, regreso a la sencillez de la pizarra por un tiempo.

 

*

Probaré de explicarme como antaño, con gestos, palabras, frases escritas, dibujos. Mi actuación será más lenta. Seguro. Pero quiero volver a apostar por la sorpresa, el descubrir las cosas poco a poco (las fotos y las frases del power point son demasiado evidentes, sentencian, no invitan a dudar). Ello no quiere decir que no compartamos al mismo tiempo las ideas en una Intranet o construyamos un proyecto a través de twitter. Es compatible. Más aún. Lo exige la época actual. Pero debemos preservar momentos “magistrales” para reencontrarnos en el proceso de aprendizaje.

Es muy posible que la innovación en la docencia pase por dirigirse a la mente del estudiante y no sólo a sus ojos. Intentaré promover el pensamiento crítico entre los que me escuchen, y eso es más fácil si facilitamos espacios que permitan construir el discurso entre todos.

julio 31st, 2011

El Power Point limita la innovación

Desde hace un cierto tiempo, se ha abierto un debate sobre la idoneidad del célebre software “Power Point” de Microsoft. Algunos afirman que “idiotiza” al oyente, disminuyendo el sentido crítico que toda comunicación grupal exige. Incluso en Suiza se ha creado un partido político anti-powerpoint, un movimiento internacional abierto a propuestas para disminuir su uso.

Pero, ¿no se retenía más información si “se ve y se oye” que si sólo “se oye”? ¿Dónde está, pues, el problema?: ¿en el conferenciante, en el software o en el bajo nivel de atención de los oyentes infoxicados?. Es muy posible que todo sea cuestión de proporciones. Hay demasiados conferenciantes que se limitan a leer aburridamente las palabras de la diapositiva. Otros crean verdaderas maravillas audiovisuales. Pero pocos consiguen que el Power Point se convierta en una herramienta para la participación. Y la participación es la clave de la futura educación. Debemos reinventar la docencia. Si no lo hacemos, el e-learning (educación a distancia) arrasará con todo vestigio de educación presencial.

En agosto trataré de reflexionar sobre mis presentaciones en Power Point. Tengo muchas, son muy trabajadas, con fotos y videos, pero limitan la iniciativa participativa de mis oyentes. Y mi liderazgo, a través del Power Point y la oscuridad de la sala, me separa de la auténtica mirada sincera del docente. Quizás el próximo curso recupere la tiza (o la comparta) y experimente dinámicas de grupo.

Si me reinvento, os cuento. Felices vacaciones.