Posts tagged ‘salario mínimo interprofesional’

octubre 16th, 2012

Ética del beneficio: honorario máximo SMI x 100

(cont.) Ética del beneficio

Ningún honorario anual (alto directivo, representante, comisionado, accionista, asesor, abogado, consultor, socio, deportista de élite…) debería ser superior al SMI multiplicado x 100. O la suma de honorarios no debe superar el millón de euros al año (1’3M$).

La cifra es, a todas luces, excesiva y suficiente para sufragar cualquier proyecto(s) anual, o para pagar los servicios de cualquier profesional. Sobrepasar una cifra tan abultada sólo se entiende bajo la mirada egocéntrica que tanto daño ha hecho a la humanidad.

Aunque los servicios prestados se desarrollen bajo los máximos niveles de dificultad, calidad, exclusividad, competencia, diligencia, individualidad… aunque sea algo irrepetible, único, el n.1… debemos poner sentido común a las cosas y pensar en las consecuencias del desnivel. Llevar zapatos de oro o beber en copas de diamantes no es de recibo en el siglo XXI. Esos tiempos pasaron.

En ocasiones, la culpa de unos honorarios desorbitados no la tiene el empleador sino la intermediación del patrocinio publicitario. Algunas grandes marcas se introducen en la vida privada de jugadores, artistas, especialistas… aportando enormes cantidades de dinero, y parte de esos recursos van directamente al protagonista, aumentando sus honorarios x1.000 o x10.000… A ojos del resto de mortales, son inmerecidos e injustos (aunque se lo perdonan mientras siga marcando goles o emocionando con sus canciones o sus películas). El patrocinio publicitario deberá reinventarse si quiere participar en la reinvención del mundo.

Todos los recursos que superen 1M€/anual deberían ser gestionados desde un fondo comunitario que los reinvertiría en proyectos de calidad. Autores como Christian Felber en la “Economía del bien común” han generado inteligentes soluciones al equilibrio económico entre personas, ofreciendo una innovadora visión que rompe con la clásica división entre capitalismo y comunismo.

Algunos pueden preguntarse, ¿por qué?, ¿por qué no aceptar la suerte, el momento, la juventud, la fuerza, la belleza, la destreza, como diferenciador económico entre personas? Porque el sentido común nos dice que las oportunidades y los éxitos deben compartirse con el máximo número de personas. Porque la felicidad no está ligada con el “tener” sino con el “ser”, y el “ser” es una alteridad con la comunidad (no solo con la pareja, los hijos y los socios). “Tener” sí, pero sólo aquello que se pueda disfrutar al instánte. ¿Conseguirá la inteligencia humana superar el paradigma de la posesión?.

(cont.) Ética del beneficio

octubre 14th, 2012

Ética del beneficio: sueldo máximo SMI x 20

(cont.) Ética del beneficio

Ningún sueldo debería ser superior al Salario Mínimo Interprofesional multiplicado x 20. Es probable que en países como Francia, Holanda o Bélgica (donde el SMI está en 17.000€/año) el factor correctivo de multiplicación podría reducirse a SMI x 14.

Un sueldo máximo de 180.000€/año (230.000$/año) es suficiente para cualquier nivel de vida. Quien lo considere insuficiente es que pretende vivir en un entorno humano injusto.

Tan sólo el 7% de los trabajadores españoles tienen un sueldo superior a 90.000€/año. Y no hay datos estadísticos fiables que cifren los grandes sueldos (300.000€, 500.000€/año…) tan solo se conocen referencias surgidas en la prensa económica o de rumores. Pero, aunque sea un porcentaje pequeño, las organizaciones deben procurar nivelar las retribuciones con el fin de ajustar sus presupuestos y no aumentar las diferencias sociales.

Algunos pueden llegar a preguntarse, ¿por qué?; ¿por qué limitar la libertad del contratador y del contratado de pagar y recibir lo que pacten? Por la misma razón que tiene poco juicio que un cabeza de familia conceda a su hijo de 11 años una paga de 500€ a la semana, aunque el niño se lo merezca o sea muy listo o buena persona. Sencillamente, el niño no necesita tanto dinero. Un empleado puede ser muy bueno, mucho mejor que otro, pero dicha diferencia debe medirse dentro de una escala proporcional al sentido común de las cosas.

Y también por justicia social. Los bienes muebles e inmuebles, las monedas y los billetes, no son ilimitados. Si alguien tiene mucho, otro tiene menos.

Lector: si estás pensando que este tema no va contigo, que sólo afecta a unos pocos millonarios en el mundo, te invito a que introduzcas en el siguiente cuadro tu sueldo anual. Te verás situado en un ránking de sueldos de toda la población mundial. Quizás te lleves una sorpresa.

 

(cont.) Ética del beneficio