Posts tagged ‘talento’

noviembre 9th, 2011

Talento (y IV)

…/.. viene de Talento (III)Dos últimas reflexiones:

A) Una vez aceptado que el talento no es un don y tiene poco de genético, nos hemos de aferrar a la idea de buscar y encontrar nuestro talento. La escuela para aprenderlo está en la esquina de las calles Constancia e Insistencia. Es decir, no viene solo. “Muchos creen que tener talento es una suerte, nadie que la suerte pueda ser cuestión de talento” (Jacinto Benavente). La suerte, quizás, sólo puede darte un empujón.

Vale la pena recordar los primeros 40 segundos de la película Match Point (Woody Allen, 2005) en la que se pone en tela de juicio la frase “más vale tener suerte que talento“. Conociendo las sutilezas de Allen, la metáfora tiene doble filo. Que la pelota caiga a un lado o a otro puede depender de la suerte. Lo que depende del talento es llegar a jugar el partido.

*

B) No busques, pues, un título o un reconocimiento para el talento. No esperes que la familia, los amigos, los compañeros o la academia reconozcan tu talento. Como diría el ensayista Elbert Hubbard “existe algo mucho más escaso, fino y raro que el talento: es el talento de reconocer a los talentosos“. Y la cultura latina es proclive a ello: no reconoce el talento del compañero, del jefe, del alumno, del competidor. No reconocer el talento en el otro dificulta enormemente el trabajo en equipo.

Algo podría cambiar la tendencia. Se trata de las plataformas colaborativas, basadas en el reconocimiento del poder del colectivo, superior al propio. Si a eso se le suma que trabajan a través de las redes sociales, la creatividad está asegurada.

Las plataformas colaborativas pueden ser el gran revulsivo del talento. Su objetivo es utilizar la innovación y la colaboración en la creación de valor.

Un ejemplo ilustrativo nos lo trae Ledface , una plataforma que pretende generar un espacio para realizar consultas y permitir que quienes saben sobre el tema asesoren de manera ordenada al colectivo. Sin duda, explicar y responder temas que te apasionan te hace más competente que cualquier servicio técnico o de atención al cliente.

Y cada día se crean nuevas plataformas colaborativas entre jóvenes creativos, entre jóvenes juristas, entre jóvenes ingenieros, entre jóvenes filólogos, entre jóvenes bioquímicos… Entre jóvenes de talento. 

Los mayores de 45 años no se desanimen. El talento no tiene edad. Lo que tiene edad es la pasión.

noviembre 7th, 2011

Talento (III)

…/.. viene de Talento (II)

La tecnología es el potenciador del talento para innovar. Puede resumirse en la fórmula:

Innovación = Talento tecnología

La tecnología no es exclusiva de científicos y tecnólogos. La tecnología es la que va a permitir avanzar y transformar también la poesía, la filosofía, la música, la historia, la economía, el derecho, las artes escénicas, el periodismo, la psicología o la filología. Todas las ramas del conocimiento deben acercarse a la tecnología.

Hemos de poder hacer poesía matemática en un reloj. ¿Por qué no?.

El talento debe estar al servicio de procesos innovadores del turismo, de la justicia, de la medicina preventiva o de las ciencias fotónicas. Aunque tenga mejor percepción un Centro Nacional del Hidrógeno (CNH2) que un Instituto de Lenguas y Culturas del Mediterráneo y Oriente Próximo (ILC) no debería ser así. Porque el conocimiento no es excluyente. Busquemos el talento en todas las ramas de conocimiento y construyamos el cambio. Y no olvidemos que el talento puede hacer un gran servicio a la humanidad y a la ciencia: luchar contra la injusticia social, la que impide la igualdad de las personas.

Me viene a la memoria un excelente artículo de Xavier Marcet en El País (11.09.2006) La Catalunya emergente: una nueva visión. Presenta una Cataluña fuerte en economía del conocimiento pero que necesita mejorar la captación y el rendimiento del talento. “…no se trata de poner un parque tecnológico en cada esquina ni de tener una universidad en cada barrio; se trata de orientar el sistema de conocimiento al desarrollo de proyectos innovadores y tangibles, multiplicando los resultados actuales (…) Debemos mejorar nuestra capacidad de riesgo empresarial para adquirir dimensión y nuestra ejecución de proyectos colectiva; no sirve de nada inventar planes por doquier que no se ejecutan. Talento y dimensión, ésta es nuestra propuesta para avanzar“.

El talento es el ADN de la innovación. Y no lo sabíamos.

Cont. en  Talento (y IV)

octubre 26th, 2011

Talento (II)

…/..  Talento (I)

El talento “científico” cuenta con una gran reputación en la actualidad, por su seriedad, constancia y alta productividad. Hace avanzar el conocimiento. Pero, ¿dónde está ese talento?. Nace en todas partes pero se mueve, se traslada en busca de más talento, de buenas retribuciones, de calidad de vida. Hoy día existen altas concentraciones de talento. Los Estados Unidos de América han conseguido atraer el talento de todo el planeta. 400.000 científicos y tecnólogos europeos residen permanentemente allí. Aunque Europa también atrae talento científico. India y China impulsan políticas públicas en favor del conocimiento. Hay talento en África pero emigra. Hay talento en Australia, América, Israel, Japón… Se están dibujando claramente las áreas de atracción de talento y las áreas de expulsión de talento. En menos de 50 años quedarán delimitados los nuevos espacios geográficos del conocimiento, que marcarán las nuevas reglas de la economía. Quizás derrocarán las absurdas fronteras de los “estados” que dividen a la humanidad.

Intuyo un cambio de paradigma profundo respecto a la movilidad. Desde siempre, las personas se han trasladado allá donde residían las empresas que les podían ofrecer un puesto de trabajo (actualmente 200 millones de personas trabajan fuera de su país). Recientemente, las empresas se han deslocalizado en busca de mano de obra barata (pero esta práctica tiene fecha de caducidad). En breve, las empresas basadas en el conocimiento buscarán su emplazamiento allí donde encuentren a las personas de talento. Más aún, la creación de empresas será una actividad de emprendeduría basada en el talento.

Es muy posible que el talento científico sea en el futuro la máxima expresión de poder.

Cont. en Talento (III)

octubre 20th, 2011

Talento (I)

¿Tengo talento? En la mayoría de ocasiones respondes con un “no creo…soy del montón“. Pues no lo afirmes con tanta seguridad. Es muy posible que seas una persona de talento: talento comercial, talento directivo, talento administrativo, talento técnico, talento emprendedor, talento musical, talento científico, talento empático, talento deductivo, talento coordinador, talento expresivo literario, talento constructor de ideas o formas, talento docente, talento corporativo, talento filantrópico, talento investigador, talento divulgativo, talento audiovisual, talento…  ¿No me digas que no cuentas con alguno?. No creas en las biografías edulcoradas de los grandes mitos de la historia. No fueron talentosos en todo, quizás demostraron un talento sorprendente en un solo campo específico. Engrandecer en exceso a las personas talentosas empequeñece al observador. Debemos cambiar esa visión de las cosas.

El talento individual de cada uno de nosotros se puede evaluar según la capacidad (puedo), el compromiso (voy a hacerlo) y la decisión (actúo). A continuación, un esquema de Pilar Jericó de su libro Gestión del talento que resume de forma axiomática el concepto de talento.

Dos ideas para la reflexión:

  • Una vez asumido que tienes talento, debes encontrar un campo donde desarrollarlo. Ojalá lo puedas desarrollar en la vida profesional. Será la culminación de tu vida. Pero si en el trabajo no puedes, trata de focalizarlo en un hobby o a través de las personas más cercanas y construye proyectos colectivos que hagan avanzar la sociedad.
  • Ejercer el talento es una obligación. La persona de talento debe devolver a la sociedad (padres, educadores, financiadores, líderes, inspiradores) lo que ésta le ha dado. No habrá sociedad del conocimiento sin personas de talento generosas, hábiles, comprometidas con el cambio y resueltas a actuar.

Cont. en Talento (II)