Posts tagged ‘televisión’

marzo 10th, 2013

La era de las pantallas

Hace 70 años la única pantalla era la del cine (pantalla colectiva y socializadora). Más tarde llega la televisión (pantalla para familias, para grupos). Y hace tan solo 30 años aparece el ordenador personal, una pantalla individualizada. La revolución tecnológica nos está llevando, además, a una pantalla en nuestro bolsillo, el smartphone, el teléfono inteligente, con múltiples funciones.

Los individuos buscamos en las pantallas información, educación o entretenimiento. Estamos en la era de las pantallas. Todo empieza a suceder en las pantallas.

Una cosa me preocupa. Los largometrajes cinematográficos, las series de televisión, los informativos, los juegos interactivos o las aplicaciones del smartphone tienen un elevado número de cambios de imagen por minuto. Todo es acelerado. No es de extrañar que cuando los niños y jóvenes se enfrentan al ritmo de la vida real, todo les impacienta, todo les aburre. Y esa sensación empieza a surgir también en los adultos.

¿Debemos someter la vida real (la educación en el aula, las conversaciones, las transacciones comerciales, el diálogo… incluso el amor) al lenguaje y al ritmo que exige la dinámica audiovisual?. Creo que no, pero la tendencia es otra.

 Cont »

*

agosto 31st, 2012

Los dueños de la información en España

Un buen trabajo infográfico (presentado en el blog La mirada del mendigo en julio 2012) para conocer quiénes son los dueños de la información en España. Contiene inexactitudes pero quedan compensados por una cantidad destacada de datos relacionales e ideológicos que ayudan a comprender el por qué de las cosas.

A primera vista, la ideología de ultraderecha parece haberse apoderado de gran parte de televisiones digitales (regionales y nacionales) y de la prensa escrita (regional y nacional), liderada por expolíticos, empresarios y la propia Iglesia Católica. Sin duda, un camino similar al italiano, donde los medios de comunicación dejan de ser el Cuarto Poder y se integran en el Primero, en el Segundo, en el Tercero… Pero no hay mal que 100 años dure. Las redes sociales pondrán las cosas en su sitio… espero…

(leer más)

enero 12th, 2012

La Publicidad como referencia de los precios en nuestra sociedad

Hipótesis: el coste de un espacio publicitario en la prensa, la radio o la TV tiene una relación directa con el índice de precios de productos y servicios.

CASO 1- ¿Cuánto puede costar el alquiler de un local en una céntrica calle?, ¿5.000, 18.000, 30.000 euros al mes?. Una de las referencias que toman los directivos que van a alquilar ese céntrico local es, ¿cuánto me costaría un anuncio publicitario de mi empresa en TV, radio, prensa, valla?; ¿3.000, 25.000…?. Con esa referencia, alquilo el local e instalo un buen rótulo para que lo vean 500.000 viandantes al mes. Una solución interesante. De ahí el exagerado volumen de oficinas bancarias en nuestras ciudades. La referencia del precio del alquiler del local vendrá determinada, pues, por su capacidad de generar información publicitaria eficaz y se convierte en la razón de pagar un precio u otro por el local.

CASO 2- ¿Cuánto puede pagar un club deportivo a sus deportistas? Lo que un anunciante esté dispuesto a pagar para que esos deportistas hagan publicidad de su marca en los espacios más destacados del club (camiseta, instalaciones…) La referencia de los precios en el deporte son los costes de la publicidad que se genera.

CASO 3- ¿Alguien se imaginaba hace tan solo unos años que leeríamos la prensa sin pagar por ella? Esa disrupción en el mercado la pagan las empresas que se anuncian publicitariamente. Y cuando éstas fallan (como está pasando en nuestros días) la mal llamada “prensa gratuita” deja de existir. La publicidad, en este caso, es la que hace viable la empresa.

CASO 4- Voy a iniciar un proyecto. Necesito 10.000 € de diferentes inversores a los cuales les cedo, como socios preferentes, el 80% del capital del proyecto. Pero, también puedo plantearlo de otra manera, buscando patrocinadores (empresas que quieran anunciarse en mi proyecto) que paguen los costes (10.000€). El ejemplo de Promobilletes es destacable. Los dos ingenieros de la UPC, líderes de la iniciativa, compran los títulos de transporte al precio normal y, posteriormente, los envían por correo postal a un precio mucho más reducido a la dirección que el comprador indica. El título no se modifica. Lo único que hacen es adjuntar dentro de la carta un mensaje publicitario de un anunciante, que va a parte. La publicidad pasa a ser, en este caso, la referencia para hacer viable el proyecto. Es tan innovador que la Autoritat Metropolitana del Transport va a hacer todo lo posible para acabar con él.

Muchos otros casos podrían iluminar la hipótesis planteada. Sin duda, hoy en día la publicidad tiene un peso demasiado relevante en la toma de decisiones de empresas y ciudadanos. Y quizás no debería ser así.